Para más información contactar a: Josué R. Rivas al 619 347 7736 ó a Emmanuel Cavazos al 787 948 6826.  

gilbertito y ricardo
Romance en clave

El baladista venezolano y el sonero boricua grabaron la versión salsera de la melodía ‘Para un poco’
Por Jaime Torres Torres

Fue el encuentro de dos “panas” unidos por el gusto por la canción popular. Esperaron dos décadas para coincidir en un estudio de grabación y ayer, como dos amigos que se conocen de toda la vida, disfrutaron la tarde en la cabina del estudio de grabación del productor Ángel “Cucco” Peña.

Bajo su dirección, Gilbertito Santa Rosa y Ricardo Montaner grabaron la versión salsera de la melodía ‘Para un poco’, sencillo pop que actualmente promueve el baladista venezolano de su reciente cd, “Las cosas son como son”.

En las pausas, como camaradas con mucho en común, hablaron de su interés por el negocio de los restaurantes y la gastronomía. Y entre sorbos de café, disfrutaron de la alianza que en tiempos de crisis en la industria discográfica entraña un esfuerzo que abona al fortalecimiento de los géneros populares.

“La música está para hacerse. Los artistas estamos haciendo nuestra parte y el público tiene que participar. Son esfuerzos de los artistas y por eso es importante que el público no patrocine la piratería, que es la parte más dura de esta industria y que acaba con ella”, dijo

Gilbertito, con su maña de buen sonero, impartió su personalidad musical a la nueva versión de ‘Para un poco’, que el próximo viernes, según informó el gerente de EMI-Latin, Rafael Cruz, entrará en rotación en Cadena SalSoul y Z-93.

“Buenísimo, loco; buenísimo, loco”, reaccionó Montaner al ser testigo del profesionalismo y la pasión por la salsa de su colega.

De repente, Montaner sacó del bolsillo su teléfono celular y se acercó a Gilbertito, levantó el brazo derecho y enfocó para un autoretrato.

“Me enseñaron que cuando las fotos se tiran de arriba las fotos son mejores porque no salen las ojeras”, comentó Montaner.

Con minuciosidad, depurando el cuerpo de la canción, el dúo se enfrentó al clímax de la grabación: el montuno, espacio donde Montaner debía desplegar su habilidad como sonero.

“¿Está muy guarachoso?”, le preguntó Gilbertito.

Con un gesto, Montaner le respondió que no.

“Porque es que te veo preocupado”, le ripostó el Caballero de la Salsa, quien añadió “vamos pa’l solar, mi hermano”.

Montaner, sin mucho ensayo, se enfrentó al maestro del soneo y exclamaba: “¡Esto va a ser un palo! Por primera vez en mi vida estoy cantando salsa”, afirmó el cantautor, que se ha acercado a la cadencia afrocaribeña a través del bolero y de temas como ‘Cachita’ y ‘Vamos pa’ la conga’.

Cucco, impresionado, elogió su gestión con el comentario “¡Qué clase de yuca!”.

“He tenido la oportunidad de trabajar con artistas de otros géneros en experimentos de salsa, pero lo que Ricardo ha hecho aquí en par de horas a veces le toma una semana a otra persona”, expresó Peña.

Montaner continuó haciendo de las suyas en los soneos y Gilbertito, espontáneamente, dijo: “se está haciendo el bobo para que lo carguen”.

En otra pausa, Montaner confesó que se familiarizó con la salsa en la época en que tocó batería con una banda de rock.

“En la década de los 70 se entretejió y se metió en la cultura de la gente y se convirtió en un idioma. Había que bailar salsa y si no te identificabas con el género no estabas en nada”, explicó Montaner, que quisiera rodar un vídeo con Gilbertito y tenerlo entre los artistas invitados de su próxima temporada de conciertos en Puerto Rico.

Gilbertito, con su habitual humildad, expresó que le honra la invitación que le cursó Montaner para grabar el tema.

“Estoy honradísimo, porque hay demasiados cantantes buenos de salsa. Personalmente, sin mandar a nadie, siendo una estrella tan grande, que haya tomado su teléfono y me ha haya llamado a mí para compartir la idea es un honor . Es un premio que me ha dado la vida. He tenido la dicha de cantar con gente muy importante de diferentes géneros y Ricardo, para mí, es un premio”.

Sobre la mesa quedó la posibilidad de que eventualmente Gilberto y Montaner colaboren en otro proyecto discográfico. Junte en el que Montaner pondría el romanticismo y Gilbertito la clave del sabor.