Sitio web de Lissette
Lissette en intimidad

Por Manuel Eduardo Soto

La versátil cantante Lissette Alvarez interpreta igual un rock que una balada o un bolero, lo que ha demostrado a lo largo de su exitosa carrera de cinco décadas repletando estadios o coliseos, pero este fin de semana sus admiradores tendrán la rara oportunidad de verla en un concierto íntimo que según sus propias palabras será como ``un encuentro entre amigos''.

La artista cubana nacida en Lima estaba escogiendo cuidadosamente cada uno de los temas que interpretará mañana y el sábado en el acogedor club nocturno The Place, en la avenida 29 y la Calle Ocho, para esta ocasión tan especial en que estará cerca del público.

Sus últimas dos actuaciones en Miami, ciudad donde vive desde hace varias décadas junto a su esposo, el salsero Willy Chirino, y una numerosa prole, las hizo en el Performing Arts Center del downtown de Miami y en el Jackie Gleason de Miami, donde tenía al público a distancia.

''Ahora estaré muy cerca del público'', comentó en reciente entrevista con El Nuevo Herald. ``Como cuando actuábamos en el Montmartre, en la Coral Way y la 17 avenida, un local que ya no existe''.

En sus dos shows, no habrá fuegos artificiales ni efectos de luces espectaculares, pero sí una guitarra que la cantautora hija de la famosa pareja de cantantes Olga y Tony pretende usar para complacer al público con temas que quizás no estén en la lista que estaba preparando en el momento de la entrevista.

Aunque no se le ha visto en los escenarios de Miami desde hace más de un año, cuando actuó a dúo con Chirino en el espectáculo Amarraditos, una selección de canciones de todos los tiempos que incluyeron el vals peruano que dio título a la producción y el que se considera el primer bolero de la historia, Tristeza, escrito por Pepe Sánchez en 1883.

''Willy estará en The Place durante mis actuaciones'', adelantó Lissette, aunque no llegó a confirmar que su famoso esposo, que tiene dos calles con su nombre en el sur de la Florida, vaya a subir al escenario a hacer un dúo. ''Eso no lo sé'', dijo para crear expectativa.

El hecho de que el nombre de Lissette no se vea desde hace tiempo en las marquesinas de los teatros y clubes nocturnos del área, no significa que la muy bien conservada estrella rubia se haya retirado a su mansión a orillas de la bahía de Biscayne a criar a sus nietos o a consentir a sus tres perros franceses.

``Acabo de cantar en una fiesta privada en República Dominicana y de ahí seguí viaje a Puerto Rico, donde tuve oportunidad de actuar en Ponce, en San Juan y en Mayagüez el fin de semana de San Valentín''.

En Puerto Rico, donde ha vivido una larga parte de su vida, Lissette sigue siendo considerada una de las grandes vocalistas del patio, junto a las boricuas Yolandita Monge, Ednita Nazario y Lucecita Benítez, por lo que frecuentemente viaje a la llamada isla del encanto para cantar para su numerosa legión de seguidores.

''A mí me gustan mucho estos tipos de shows íntimos'', expresó. ``Es otro tipo de público, es otro contacto''.

La novedad que presentará Lissette en The Place es el estreno de un tema que formará parte del CD que está grabando actualmente.

''Voy a hacer un tema del disco que estoy grabando, aunque no ha salido'', dijo. ``Es de un autor maravilloso, que a mí me gusta mucho, Carlos Varela''.

Fuente: El Nuevo Herald - Estados Unidos